lunes, 21 de junio de 2021

Contigo pero sin ti

Estás pero no estas...

Te abrazo y es como abrazar a una estatua

te ignoro y no causo nada en ti

pido tu presencia y corres gustoso.


Trato de encontrar en ti algún interés

pero te vas a ese espacio de felicidad

Te pierdes en él

y me quedo sola

incluso si estás...


Estas conmigo y no estás,

eres como el plato que jamás podré tocar

y mientras estoy hambrienta te huelo

te miro, te anhelo

y esos pensamientos se vuelven tristeza absoluta.


"¿Qué pasa?" me preguntas mientras te miro

y me quedo callada mientras aparto la mirada.


Mi silencio es la tumba de mis sentimientos

pero a estos los enterré aun vivos

y están en agonía viéndote feliz.


miércoles, 26 de mayo de 2021

Dejarte ir

 Muchas veces me has dicho que no me has dejado sola, he comido las migajas del cariño que dices tenerme pero cada día que pasa siento que te apego más a mí, que -no sé si por la lástima o por la comodidad -te quedas pero te haces daño a ti mismo; y en mi egoísmo te retengo porque es la cosa más conveniente para mi.

Te debo dejar ir, yo soy la que debo cortar lazos, para que seas libre, para que ames como el que se fue ama a quien quiere.

Soy tu jaula, tus culpas, tus malditos hábitos.

No me quieres nada, ¿verdad? debo dejar de engañarme, yo no merezco seguir en este circulo vicioso donde te tengo pero no eres mío... donde no te vas pero no estás. Ya no te quiero así.

Voy a dejarte ir, la verdadera pregunta es ¿cuándo?

lunes, 5 de abril de 2021

El amor que nadie quiere

 Me pregunto porque después de tantas pendejadas sigo pensando que alguien va a querer este amor roto y vuelto a pegar.

Cada que doy mi corazón, me lo devuelven sin miramientos, sintiéndose mal porque saben que les doy lo más preciado pero siempre me dicen disculpas o -como en este caso -"pues ya, déjame de querer"...

Y no soy yo la que se ofrece (salvo en un caso, con el que se fue), casi siempre vienen a mí con sed de amor, pero cuando ven a esta persona que soy, con ese amor que doy, simplemente se van...

Nadie se queda, nadie quiere volver a amarme, solo quieren mi cuerpo... siempre después de que se les acaba el amor, de decirme que no quieren mi amor terminan queriendo sexo. Y no se los doy, llega el momento que ya no les doy nada, pero siguen buscando que les sea útil para saciar sus bajas pasiones; solo me quedo como eso, un recipiente donde llenan sus mentes de fantasías y vacían sus lujurias.

¿por qué será?

No doy pauta a eso, solo pasa. "Un producto de renta".

No los busco, no les insinúo nada, no me comunico con nada... solo llegan, me dicen -consigan o no lo que quieren -y se van. Nadie quiere mi amor.

Tan asqueroso ha de ser...

¿Mi cariño no vale nada?

martes, 16 de marzo de 2021

Muchos quieren vivir...

Cada vez que mis deseos de muerte vienen a mí, otros pensamientos de vida se abalanzan y no puedo evitar sentirme culpable.

En estos tiempos, personas queridas a mi alrededor han muerto, unas por ese virus inmundo que azota al mundo, otras por causas más o menos angustiantes que eso, pero la mayoría de estas personas querían vivir.

Mi abuelita se nos fue hace unos días, ella era una mujer fuerte, pero que no pudo contra "una masa desconocida" en su abdomen que terminó por reventarle por dentro. Algo en mí quiere pensar que murió sin dolor, sin angustia, pero sé que el ahogamiento no es un paseo por un prado de flores... y eso me desasosiega.

Ella no era una persona que mereciera morir de esa manera (lejos de su casa, con personas desconocidas a su alrededor), no merecía todo eso que pasó... pero lo pasó.

Y ahora estoy yo, que una semana antes de que ella se fuera, yo sentía que me moría (y sentí felicidad en mi agonía), que me operaron (y quería que la operación fallara) y salí airosa de eso. Han pasado dos semanas y hasta tuve sexo hoy(contraindicado, pero se dio la situación).

¿Qué demonios pasa con todo esto?

¿por qué sigo viva? ¿por qué las personas que quieren vivir se mueren y nos dejan a estos despojos seguir viviendo?

Mi amiga también está padeciendo y lucha cada día por vivir; lo mismo con mi hermana...

Y me siento tan imbécil porque mis ganas ahí están, palpitando, queriendo arrebatarme la cordura para que de una vez por todas me vaya a la mierda. Pero no me voy, mi cuerpo no se rinde, mis manos no se rinden, mi cerebro no se quiere apagar, hasta mi alma me clama que aun hay algo que tengo que hacer en este mundo, por eso es que no me morí ese lejano día cuando me chingué las pastillas para la diabetes de mi papá o ese otro cuando me pasé la calle y no me importó que un microbús casi me atropellara, ni ese otro día cuando ya tenía la bufanda en mi cuello o ese cuando en la imprudencia de mis falsos amigos casi nos volcamos en carretera. Y ahora esto, una colecistitis que si no la trataba me iba a matar de una manera muy lenta y dolorosamente... pero ya no quería el dolor y por eso acepté la operación (una operación bien sencilla pero que aun así quería que saliera mal).

Soy una egoísta, y me está ganando el egoísmo.

Quiero vivir plena, vivir bien, pero solo me quedo en el medio (como en todo), solo medio vivo, medio estudio, medio trabajo, medio amo, medio me quiero morir.

Veré pronto a mi psicóloga, pero me pregunto si no solo estoy dando de vueltas correteando mi propia cola, dándole vueltas a este asunto. No estará contenta con esto, yo no lo estoy.

Solo quería sacar esto de mi cabeza antes de que volviera a pensar (como muchas veces hago) en como podría acabar con esta miserable vida... aunque por más que lo piense aun se me vienen a la cabeza los rostros de las personas que querían vivir... de los muchos que quieren vivir.


ATTE

Diana Albatou

martes, 12 de enero de 2021

Carta para ella

 Sé que esto no lo leerá ella, y nunca he hablado de ella aquí...

¿puede uno querer tanto a una persona sin que sea de la familia, sin que sea un interés romántico?

¿Cómo es que pongo mi confianza en alguien que tiene mis secretos en sus manos? pero bueno, ahí va.

lunes, 9 de noviembre de 2020

Quiero llorar y no puedo

 Pues bien, estoy cargando fracaso tras fracaso... fracaso en la escuela, fracaso en el trabajo y fracaso en mis intentos de amor.

Cada vez que siento que estoy avanzando la vida me da una cachetada y una patada bien dada en la cara para hacerme entender que no es así... solo estoy dando vueltas en círculos.

Debo darme mi propia valía pero no puedo... porque siempre que me la quiero dar acaba peor, no quiero vivir el día de mañana...

no quiero encontrarme con mis fracasos, con mis metidas de pata, con las excusas pedorras que he dicho hoy.

No quiero enfrentarme al abismo.

Son tantas cosas que se atiborraran en mi cabeza y no pueden salir.

No me caigo, solo sigo corriendo en círculos, en un ciclo sin fin que me lleva a ningún lado.

ATTE

Diana

miércoles, 4 de noviembre de 2020

Un vistazo hacia el abismo

Pues ¿Qué puedo decir?, estoy aburrida y llena de mis pensamientos intrusivos, pensando en que para las personas que me importan (fuera de mi familia) no tengo importancia.

Pensando en que no puedo relacionarme bien con otros porque "sigo cargando con cosas del pasado", pero siempre he pensado que esas cosas me cargan a mí.

Sé que me siento mejor y ya tenía rato que no me sentía con esta pesadez en la cabeza, con este nudo de emociones y sentimiento que vuelven a no dejarme vivir, a no dejarme dormir, a querer pensar en autodestruirme... y eso no es bueno.

Hace unos días lloré por alguien por quien no había llorado hace tiempo y para mi suerte que tengo, volví a ser rechazada... la historia se repite una y otra vez. Y sé que es por eso que ya no quiero volver a enamorarme o volver a creer que tendré algo bonito con alguien, porque sé que no es así; nunca ha sido (porque en retrospectiva cualquier cosa bonita que tengo es efímera o es una mentira).

Pero, ¿Qué se le va a hacer?

Alguien que tiene un don para ver cosas me dice que siempre "salgo" con una personalidad depresiva, a lo que dije es que: eso siempre estará ahí, solo es cuestión de aprender a vivir con ello.

Y es cierto, mi psicológica me lo dijo, los pensamientos siempre estarán ahí, las ansiedad y todo eso, pero está en mí controlar todo eso, saber que estas cosas pasarán y que debo enfocarme en eso, no en dejarme llevar por mis emociones ni encerrarlas para que, después, explote como una olla de presión.

Supongo que es lo mejor, ¿no? aprender a vivir con ello... porque en verdad ¿aun me dan ganas de matarme pero ahora son solo pensamientos que se cruzan en mi mente de vez en cuando.

Incluso he dejado la hierba mala (aunque aun guardo un poco).

No sé que más poner.

ATTE

Diana